Jerry Goldsmith, un compositor enigmático

Por José Belón de Cisneros Jerry Goldsmith, un compositor enigmático.

Jerry Goldsmith, fue uno de los compositores
más importantes y reconocidos de la cinematografía

Haber trabajado con los peores habiendo sido el mejor: ese es uno de los problemas con el que tiene que lidiar el estudioso de la obra del que probablemente sea el rey de las bandas sonoras de películas, Jerry Goldsmith. Mientras que John Williams llegaba a la cúspide colaborando con una abrumadora mayoría de directores de éxito, Goldsmith se contentaba con recibir órdenes por parte de gentecilla que llevaba marcada la palabra fracaso en la cara.

Es el gran enigma escrito con “G” mayúscula. La de Goldsmith, claro. Que el compositor californiano no les diera con la puerta en las narices ya es un hecho que lleva todas las interrogantes que se quiera. Que no les echara a patadas tras visionar escenas tan insufribles como las de Supergirl o Las minas del rey Salomón es una incógnita cuya resolución no tiene precio.

Jerry Goldsmith

Evidentemente, no todos los encargos venían de parte de nombres
tan sospechosos
como los de Jeannot Schwarz o J. Lee Thompson

Ahí están las firmas de Steven Spielberg, Franklin J. Schaffner o Joe Dante para dar lustre a la carrera de un músico como Goldsmith. Claro que, incluso alguien como Schaffner, que ya había entrado con letras de oro en a la historia del cine, hubo de pagar el precio de la edad y la pérdida del talento que en muchos hombres lleva aparejada. Algo tan desangelado como Lionheart pedía a gritos otro director que no fuera el de la oscarizada Patton. No lo tuvo, pero Goldsmith cumplió como amigo y su música no delata la filiación que tiene con el desliz de Schaffner.

Otras veces, la duda requiere, de manera más apremiante, una respuesta: ¿qué hacías, Jerry, con Graham Baker y El final de Damien? Puede que el interpelado contestase que renovando una trilogía que había empezado, en lo tocante a la música, tan bien, continuado tan mal y que ahora concluía la saga con una de las partituras más inspiradas de todos los tiempos. Y estaría en lo cierto. Pero ¿qué fue lo que hizo Baker? Cualquier cosa menos su trabajo. Fin de la historia. Jerry, diez, Baker, cero.

Jerry Goldsmith 3

Así, ¿qué es lo que hay en gran parte de los films con bandas sonoras firmadas por Goldsmith? Aparte de que la música está compuesta por el californiano, no hay otra cosa.

Jerry Goldsmith 4

No hay nada más allá de Goldsmith. Jerry logró existir en el recuerdo él solito, como si fuera un Munchausen cualquiera, saliendo de los embrollos tirando de su propia cabellera.

Ese es el gran triunfo final de Jerry Goldsmith, y la razón de que, noventa años después
de su nacimiento, sigamos hablando de él.

José Belón de Cisneros

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *