Espigones transitables para Marbella

El esperado retorno de los
espigones transitables para Marbella
sigue siendo una asignatura pendiente

Ciudadanos y colectivos, se unen más que nunca para reclamar que el retorno de los espigones transitables para Marbella se haga realidad.

Marbella es la ciudad de los cambios. Nos cambiaron el gentilicio, nos movieron la farola de Amador desde la plaza de los Naranjos a la de África. Luego la fuente que estaba en la plaza de África, se la llevaron a la plaza del Santo Cristo. Llego Gil, la destrozo y la cambio por otra poco consonante con el lugar.

Espigones transitables para Marbella

Los marbelleros y visitantes disfrutaron durante veinte años
de todas las posibilidades que ofrecían los espigones de Marbella

Para colmo, a finales de los 80, a algún iluminado se le ocurrió la gran idea de proponer que se retiraran los espigones transitables de Marbella. Dejando nuestras playas en un estado lamentable. Lo cual, obligó a que la estatua de La Venus fuera desmantelada para ser instalada posteriormente en la Glorieta de la Fontanilla.

Fue en el año 1969 cuando el Ayuntamiento de Marbella aprobó el proyecto de construcción de los espigones transitables de Marbella para las playas del centro de la ciudad. Los espigones, fueron construidos con un coste de unos 60 millones de pesetas. De ellos, una parte fue aportada por los marbelleros a través de impuestos especiales.

Espigones transitables para Marbella

Los espigones se convirtieron en
un referente de la imagen de Marbella

Los espigones transitables de Marbella, inaugurados el 18 de Julio de 1971, sirvieron para que los vecinos de la ciudad disfrutaran de unos espacios marítimos que invitaban al paseo, la pesca o el baño.

Para los marbelleros que vivimos aquellos años de los 70 y 80. La orden ministerial firmada por el ministro Julián Sáenz de Cosculluela del gobierno de Felipe González que ordenaba su retirada en 1991 y su posterior ejecución, supuso todo un impacto visual y emocional del cual aún no nos hemos repuesto.

La fisionomía de nuestro litoral cambio por completo. Con las playas desprovistas de sus espigones, comenzaron a agudizarse los problemas de falta de arena.

Sobre todo, cada vez que sufríamos un temporal.

Los ojos de La Venus y la de muchos marbelleros, se entristecieron cuando fue desalojada del lugar en que fue ubicada en el año 1972.

Espigones transitables para Marbella

El Ayuntamiento de Marbella está trabajando actualmente
en un proyecto para reubicar la estatua de La Venus
en el espigón circular situado entre las playas de la Fontanilla y El Faro

La Venus de Marbella es una obra excepcional del escultor granadino Francisco López Burgos. Representando la imagen de una mujer practicando esquí acuático sobre una fuente luminosa. La fuente, construida en hormigón armado, se adentraba en el mar en uno de los espigones ya demolidos frente al Paseo Marítimo.

Sus 130 m² de superficie y 50 m³ de capacidad de embalse necesitaron 7000 kg de hierro y 230 m³ de hormigón.

La Venus en aquella época, miraba hacia Marbella. Observando plácidamente mientras esquiaba, la majestuosidad de Sierra Blanca y la belleza de sus playas que aún conservaban sus espigones transitables.

Durante la década de los 90, La Venus fue trasladada a la Glorieta de la Fontanilla. Lugar donde está ubicada en la actualidad.

Desde allí, cada amanecer sus ojos se vuelven a entristecer mientras miran hacia el mar. Anhelando volver a regresar algún día al lugar del cual nunca debió de ser retirada.

Espigones transitables de Marbella

Marbella sigue esperando que el retorno de
los espigones transitables se haga realidad

Somos muchos los que queremos volver a recuperar nuestras playas. Sobre todo, volver a disfrutar de todas las posibilidades lúdicas que podrían ofrecer el retorno de los espigones transitables para Marbella a nuestro litoral.

Fco Javier Galbeño.

 

 

Un comentario sobre “Espigones transitables para Marbella

  • el 17 octubre, 2018 a las 20:49
    Permalink

    Gracias, me habeis hecho recordar los mejores años de mi amada Marbella.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *