El Castaño Santo de Istán

El Castaño Santo de Istán,
uno de los seres vivos más longevos de Andalucía

En un rincón oculto de la Sierra Real de Istán. Situado en un hermoso paraje conocido como el Hoyo del Bote, se erige majestuoso y lleno de sabiduría uno de los árboles más antiguos de Andalucía, el Castaño Santo.

Se trata de un ejemplar de castaño (Castanea sativa), con una edad aproximada de casi 1000 años. Su tronco mide 13,95 de perímetro en su base, su gran copa tiene un diámetro de 25,50 metros con seis grandes ramas, su altura es de 24,50 metros y el cobijo de su sombra, acapara los 500 metros cuadrados.

El castaño suele habitar en ecosistemas silvestres y húmedos. Siendo una especie que se encuentra repartida por todo nuestro continente desde el Cáucaso hasta la Península Ibérica. Su fruto, aparte de aportarnos un gran número de nutrientes, ha sido considerado desde la antigüedad como un mágico amuleto natural que puede proporcionar abundancia, suerte y felicidad.

El Castaño Santo, tan premiado como olvidado

El Castaño Santo es el gran abuelo de la Sierra de las Nieves. Rodeado de una gran arboleda y floresta donde predominan los alcornoques, los quejigos, las encinas y los pinos. Sus raíces, se muestran desnudas en la zona más inclinada de su ubicación, dando la sensación de ser las piernas de este milenario y fantástico habitante del bosque.

Fue galardonado en 2010 con el premio “Árbol emblemático” por la ONG Bosques sin fronteras y por la Fundación Biodiversidad. Siendo también declarado recientemente Monumento Natural por la Junta de Andalucía. Aunque desgraciadamente, todos estos títulos no le han servido hasta el momento para que las instituciones competentes se preocupen de su estado de salud.

Este Monumento Natural, incluido en el “Catálogo de Árboles Singulares de Andalucía”. Se encuentra en un estado bastante lamentable y lastimoso, a causa del abandono institucional principalmente y a la exposición a algunos peligros naturales que le están haciendo bastante daño.

Varias de sus ramas más importantes y otras menores se encuentran desgarradas, necesitando con urgencia que se le practique un saneamiento integral que mejore su aspecto y salud.

La avispilla del castaño, el mayor peligro
al que se enfrenta en la actualidad el Castaño Santo

La avispilla del castaño es un insecto himenóptero perteneciente a la familia Cynipidae. Una especie agresiva e invasora que se introdujo en España en el 2012 procedente de China y que puede provocar graves daños en el tejido del castaño, en los brotes y en los frutos. Llegando a ocasionar en algunos casos incluso la muerte de los ejemplares afectados.

Esta plaga a la que se enfrenta el Castaño Santo afecta principalmente a los brotes más jóvenes. Pues se detiene su desarrollo y merma la fructificación, apreciándose en los arboles un notable debilitamiento en su crecimiento. Si no se actúa con rapidez para contrarrestar esta calamidad, puede que el Castaño Santo no sobreviva durante mucho tiempo a los ataques de este himenóptero.

El Castaño Santo,
testigo y protagonista de nuestra historia

En el Hoyo del Bote, se han producido a lo largo de la historia innumerables acontecimientos históricos, los cuales, nunca han pasado desapercibidos para el árbol más veterano de la Sierra Real de Istán. Uno de estos hechos, que parece ser el que dio origen al nombre del Castaño Santo, fue la rebelión de Sierra Bermeja.

Según dice la leyenda popular, Fernando el Católico celebró en 1501 una misa bajo el abrigo de su copa cuando se dirigía a la alquería de Daidín para sofocar la revuelta que surgió en aquellos parajes. Una situación que tenia atemorizada a toda la Tierra de Marbella.

El Rey, pidió al Altísimo antes de enfrentarse a los sublevados, que retrasará la llegada del crepúsculo para que el despliegue de las huestes se pudiera realizar discretamente por aquellas abruptas tierras.

También se cuenta que en 1570 el Duque de Arcos, Luis Ponce de León, estuvo presente en una eucaristía que tuvo lugar ante el majestuoso castaño durante la rebelión de los moriscos, los cuales, decidieron levantarse en armas contra Felipe II como protesta por la Pragmática Sanción de 1567.

El Castaño Santo

El Castaño Santo de Istán, todo un gigante que ha sobrevivido al paso de los siglos. Un ejemplar único que después de evitar talas, sequías e incendios, necesita ahora más que nunca de la ayuda y el cuidado de las administraciones para seguir siendo parte de nuestra historia.

Francisco Javier Galbeño.
Fotografías: Loli Tineo y Juan Rc.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *