Contrabando y amor en Gibraltar

La búsqueda del amor por un camino
difícil y tortuoso

Contrabando y amor en Gibraltar.

Se silenció el estruendo de las bombas con los últimos partes de la guerra civil, pero no se acalló el fragor de las armas al ponerse el sol. Ni siquiera dejó de oírse, la triste algarabía de los estómagos hambrientos de tantos y tantos españoles.

El año 1939 trajo la victoria, pero ésta no llegó acompañada de la paz ni del pan, pues encontrarlo blanco y tierno por cauces normales se convirtió en una misión casi imposible. Por lo que muchos, tuvieron que conseguirlo con métodos fraudulentos.

Eran unos años marcados por la escasez y el racionamiento, donde afloraban estrategias ingeniosas para poder obtener unas calorías extras.

Quienes lograron sobreponerse a la década de 1940 hubieron de lidiar con la omnipresencia de la enfermedad, el paro, el frío y el hambre. Algunos alimentos, medicamentos, tabaco, combustibles, etc. de consumo cotidiano estaban sometidos a un estricto racionamiento.

Contrabando y amor en Gibraltar

Contrabando y amor en Gibraltar

El 14 de mayo de 1939 se estableció en España
el método de racionamiento para los alimentos de primera necesidad

Ante la realidad de unos amarillentos pedazos de cartón que no daban acceso más que a unos productos de pésima calidad y en cantidades insuficientes, no hubo más remedio que “buscarse la vida” por otros medios.

En junio de 1940, mientras el contrabando se convertía en una de las principales fuentes de ingreso de los más necesitados del Campo de Gibraltar. Nacía en la Muy noble y más leal ciudad de San Roque, donde reside la de Gibraltar, Antonio de Sola Caballero Shakery.

Un autentico caballero como su propio apellido indica. La niñez de Antonio se desarrolló en su ciudad natal, donde con seis años comienza su aprendizaje en la escuela pública. Contrabando y amor en Gibraltar.

Contrabando y amor en Gibraltar

Durante aquellos años de postguerra, los maquis aún continuaban
manteniendo enfrentamientos con la Guardia Civil

Cada día un gran número de hombres y mujeres obligados a vivir del estraperlo, se adentraban en Gibraltar victimas todos ellos de una guerra incivil.

Se produjo un intercambio de mercado como nunca antes había existido entre el Peñón y el Campo de Gibraltar. Algunos conseguían vender en La Línea o en Algeciras productos naturales del campo como: chacinas, harinas, aceite, conejos, etc.

Después, con el dinero obtenido traían café, sacarina, mecheros, botes de Roter (para el dolor de estómago), cigarrillos, penicilina, conjuntos de nylon. Sobre todo tabaco de picadura de Gibraltar, etc.

Las coplillas de la postguerra daban cuenta hasta que punto estaba asumida esta actividad: “Tres cosas no hay en España, azúcar, café y jabón. El que tenga algunas de ellas es que lo trae del Peñón.”

Contrabando y amor en GibraltarLa influencia de Gibraltar siempre estuvo
presente en Antonio durante su adolescencia

Una época de su vida en la que consolidó grandes amistades entre sus paisanos de San Roque. Disfrutando junto a ellos de charlas y paseos por la empinada calle San Felipe o bajo el cobijo de los 250 álamos que desde 1831 dan sombra a la Alameda del Rey Alfonso XI.
Su interés por la historia y por aprender se va despertando al tiempo que su imaginación no deja de volar. Sobre todo en aquellas ocasiones en que pedaleaba junto a alguno de sus amigos una de esas bicicletas que se compraban en Gibraltar camino de las ruinas de Carteia. Uno de sus lugares favoritos de esparcimiento.

Contrabando y amor en Gibraltar
Contrabando y amor en Gibraltar

Tras terminar sus estudios Antonio logra cumplir
uno de sus sueños, dedicarse a la docencia

Años más tarde, Antonio de Sola ingresó en la Escuela de Magisterio Poeta Salvador Rueda de Málaga. Ejerciendo posteriormente como maestro en la antigua escuela de los Cañones en San Roque.

En agosto de 1968 llega a Marbella, ciudad donde reside desde entonces. Habiendo desempeñado durante los últimos 40 años diversas y diferentes ocupaciones en nuestra ciudad. Contrabando y amor en Gibraltar.

Fue director de apartamentos turísticos de la desaparecida SOFICO y de varias agencias de viajes. Directivo del Club Atlético de Marbella durante 18 años y coordinador de Deportes y Turismo. Habiendo sido también concejal en el Ayuntamiento de Marbella.

Cuando Antonio decidió instalarse definitivamente en Marbella, no pudo evitar traer consigo una de las cosas más valiosas que encontró en Gibraltar, el amor de Pamela. Junto a Pamela, formó su familia en Marbella y ella no solo se convirtió en la madre de sus cuatro hijos. Sino en la musa de sus versos y en la inspiración de todos sus escritos.

Contrabando y amor en Gibraltar

La literatura y la poesía son otras de las pasiones de Antonio de Sola

Antonio de Sola obtuvo el primer premio de Relatos Turísticos convocado por la Delegación de Turismo de Málaga. Fue por un relato basado en la obra del francés Alphonse Daudet, Tartarín en los Alpes. Siendo también autor de ¡Andaluces, ya “levantaos”! Relatos biográficos (EDICIONES ALGORFA, 2017).

ando y amor en Gibraltar

Recientemente en la Sociedad Recreativa y Cultural Casino de Marbella, tuvo lugar la presentación de su última obra. Contrabando y amor en Gibraltar de AZOFAIFA EDICIONES.

Durante el acto, Andrés García Baena editor de EDICIONES ALGORFA, definió muy acertadamente a Antonio de Sola: “Es un hombre al que nada más conocerlo hay que quererlo”.

Antonio de Sola, todo un caballero, correcto y humilde, nos ha traído desde el fondo de sus recuerdos y vivencias su nueva obra. Una novela que refleja todas las situaciones que se dieron en una época no muy lejana. Entroncadas con una historia de amor entre el hijo de un colaborador de los maquis y la hija de un guardia civil.

Contrabando y amor en Gibraltar, la búsqueda del amor por un camino tortuoso y difícil donde para conseguir la felicidad, hay que arriesgar mucho más de lo esperado.

Francisco Javier Galbeño.

2 comentarios sobre “Contrabando y amor en Gibraltar

  • el 12 noviembre, 2018 a las 18:48
    Permalink

    Es para mi motivo de orgullo conocer al autor y saberle amigo. Un andaluz de pro que pone todo el alma en sus obras literarias. No sé si este es el comienzo de una novela por entregas como se hacia antiguamente; mi madre siempre me hablaba de ellas. Si así fuera seria todo un acierto y un gesto que honraría a CLAN MARBELLA y a su editor, persona entrañable con un amor por la historia de nuestros pueblos, sus costumbres, sus paisajes y su buena gente.
    FELICIDADES

    Respuesta
    • el 14 noviembre, 2018 a las 23:05
      Permalink

      Muchas gracias Inmaculada por seguir nuestro trabajo y aportarnos ideas tan interesantes.
      Muy cierto lo que has dicho sobre Antonio, un hombre integro que pone el alma en sus escritos y al cual aprecio profundamente. Su última obra refleja la imagen de una España no muy lejana, con sus luces y sus sombras. Donde se demuestra que el amor puede surgir incluso rodeado de situaciones adversas.
      De nuevo te doy las gracias por tus gratificantes palabras. Un abrazo.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *